lunes, 25 de agosto de 2014

Hijita de papá

Para una mujer de 34 años, sobreviviente, trabajadora desde muy joven, seudocasada...puede ser un insulto ser tildada de "hijita de papá" A mi con esa frase me pasa una sola cosa...se me infla el pecho de orgullo y amor. Si soy su hijita¡¡¡¡ 

Todos los que me conocen saben que amo a mi familia, que mi madre es mi cómplice, mi amiga, mi compañera de maldades y que de vez en cuando necesito volver a su útero y arrancarme a dormir con ella, pero los que me conocen saben también que mi punto débil (no por eso más querido que mi madre) es mi papá...

Llevo años intentando entender esta fijación y sólo puedo concluir que en esta y en otras vidas ha sido un personaje fundamental, incondicional, mi pilar. Felipe del Real es un amante del vino, los productos del mar, suele vestirse clásico y oler muy bien, independiente de la actividad que desarrolle, sus manos siempre tienen la temperatura perfecta, nunca pegotes, sus piernas siguen siendo lo suficientemente fuertes como para sentarme en ellas (si soy vieja y me siento en sus pierna) El pelo lo abandonó siendo joven, dejando una pelada fragante y suave para llenarlo de besos :)

Mi historia con Felipe no es miel sobre hojuelas.. nos tocó duro..hace algunos años se nos cayó todo..mis papás se separan el año 1999, mi hermano menor ya no llena de risitas la casa, ya que se va con mi mamá, mi hermana prefiere vivir su vida fuera de la casa, nuestra casa comienza a desmoronarse física y emocionalmente...Despues de 22 años de una importante carrera en Copec, mi padre queda cesante y enfrentando una separación.

No pasó mucho tiempo para quedar en la ruina, embargada, él trabajando en cosas que jamás imaginé que un hombre de traje pudiera hacer...lo que me enorgullece tremendamente. Pero sin duda fue una etapa dura, recuerdo compartir un tarro de atún con mayo y dos copas de vino a la luz de las velas ya que la habían cortado por no pago..de pronto nos miramos y nos cagamos de la risa...nuestro banquete nos relajó para reírnos,  de nuestras desgracias, ya habíamos llorado juntos y por separado...nunca por plata, pero si por ver el sueño de familia roto.

Felipe es mi regalo, no se si el me diseñó en su corazón o yo lo elegí para ser su hija.. sólo puedo darle las gracias por su cariño, conversaciones interesantes, sus consejos, de niña sus castigos, despues por levantarme el castigo, por las salidas a comer los dos solos, por bailar conmigo en los eventos, por hacerme cumpleaños increíbles, por enseñarme el humor, por darme un ejemplo de vida. A mi papá nada lo bota, nada lo derrumba, sobrevivió a tantas estocadas, hace algunos años su corazón le pasó la cuenta, pero gracias al universo, no me dejó...sigue aquí y mas sanito que nunca.

Felipe se parte el lomo, los trabajos de traje, glamurosos, de idiomas difíciles, son parte del pasado...hoy mi papá es dueño de una picería, le pone el hombro de Lunes a Lunes, poco tiempo queda para vernos...pero curiosamente lo siento tan o más cerca que nunca, supongo que lo que se siembra en tierras sanas dan frutos eternos.

Quizás esta columna no le interese a nadie, estoy escribiendo para mi, para él y si hay alguien más por ahí que siente como yo, bienvenida al club de Hijita de papá a mucha honrra.
Por último digo...la vida es corta, si estás lejos de tu padre o tu madre, deja tu orgullo, supera los conflictos, que en cualquier momento te verás en un evento, pondrán "esa canción" lo buscarás entre la gente y recordarás que ya no está, pero sin duda te acompaña desde algún lugar.

Yo invito a abrazarlo, olerlo, tomar y observar sus manos para poder recordarlo hasta el día en que yo muera. TE AMO PAPÁ¡¡¡¡¡¡¡  

14 comentarios:

  1. Me puedo considerar un "hijito de papá" y al igual que tú, lo digo con orgullo...

    ResponderEliminar
  2. Qué hermoso este escrito. Desde lo más profundo de mi corazón siempre quise ser una hijita de papá también... pero en mi caso no se pudo. Soy la hija bastarda de un señor casado y aunque traté de buscarlo, el interés no fue mutuo. Afortunadamente, a los que la vida nos castigó así, también nos premió con abuelos y mamis de oro y diamantes que nos cuidan como leones. Gracias por compartir estos sentimientos tan bellos. Un abrazo desde Puerto Rico.

    ResponderEliminar
  3. Que lindo que tu puedas vivir esa relacion con tu papi..... Yo soy madre de unos hijos maravillosos los cuales no puden vivir esa experiencia con su padre.....ya que al separarnos el se separo de sus hijos....y con dolor vi el avandono que mis hijos sufrieron.....eres muy afortunada

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. A TI

    La muerte se acerca,
    a cada segundo se aproxima,
    con valentía y paciencia espero su arribo.

    Cuando sus manos se posen en mis hombros,
    marchare a su lado,
    despidiendo mi pasado,
    sin remordimientos, sin angustias.

    Viví e hice lo que quise,
    pretendí mas y ya no hay tiempo…
    jejejej este estúpido cuerpo al fin paso
    cuenta de cobro, no me arrepiento

    Ya no corro, voy a pausa lenta
    camino con el ritmo conveniente y preciso,
    no agoto a mi cuerpo, no me asfixio.

    Con dificultad respiro,
    aunque el aire lastime mi pecho
    y la debilidad me invada
    y sin indulgencia me derribe en mi lecho
    y las heridas se abran y viertan sangre
    y la sangre se confunda con mis cuantiosas
    lagrimas…
    a pesar de todo aún vivo, que para esta hora
    ya es algo.

    Mi certeza es morir y no temo,
    con dignidad lo he asimilado,
    y he aprendido a vivir cada instante, cada hecho,
    a amar cada cosa, cada persona, cada lugar
    cada amanecer, cada beso,
    cada fracaso , cada victoria
    que descubre la bueno de vivir.


    No me llamen moribundo,
    no quiero llanto, ni compasión, ni cuidados,
    ni predilecciones,
    que nadie vea nacer el día al borde de mi cama,
    velando mi discontinuo y ligero sueño.

    No me agradan mis dolencias
    y sufro en silencio,
    y muchas veces,
    en episodios de inaguantable dolor,
    he retado a la muerte para que apresure sus pasos
    y anticipe mi partida,
    pero no ha accedido.

    Mejor así, porque sigo con vida,
    Vivo por completo el presente,
    y ante mi futuro incierto,
    forjo propósitos a plazos cortos,
    para que no queden ir resueltos,
    y concluyo metas posibles
    trazadas en algún tiempo,
    por honorabilidad y satisfacción,
    y cada logro se convierte en un buen o mal recuerdo,
    en una motivación para asirme
    con furor a la vida
    y vivir con intrepidez el presente.

    ResponderEliminar
  6. Saludos María Carolina Del Real, admiración con cada uno de tus textos, te he escrito mensajes por interno, espero me respondas, saludos a la distancia...

    ResponderEliminar
  7. Saludos María Carolina Del Real, admiración con cada uno de tus textos, te he escrito mensajes por interno, espero me respondas, saludos a la distancia...

    ResponderEliminar
  8. Carolina me llenaron de ternura tus palabras. Conocí tu historía a través de internet. Así como tu estás orgullosa de él, él también esta orgulloso de ti, porque eres una gran mujer, eres increíble. Además de luchar por ser feliz, estás ayudando a que mucha gente se sane interiormente y estás provocando un cambio para que esta sociedad evolucione. Un abrazo a la distancia.

    ResponderEliminar
  9. que hermosas palabras, tal parece que me estaba oyendo a mi misma pues mi papa es mi mejor amigo y lo amo pues se que puedo hablar con el de cualquier cosa y siempre estara ahi para escucharme, ayudarme, consolarme y amarme incondicionalmente. felicidades caro pues tienes un tesoro con tu papi

    ResponderEliminar
  10. Hola Carolina, quisiera saber cómo pudiste salir de la fase de neumonía, tenía entendido que una vez que se manifiesta el virus, ya no hay retorno. Me interesa el tema porque tengo un familiar que se encuentra infectado y hospitalizado con neumonía.

    ResponderEliminar
  11. Totalmente identificada, orgullosa de ser una hijita de papá! Mas feliz no puedo estar :) Cariños para ti.

    ResponderEliminar
  12. Y dónde esta la pizzería para ir a comprar una pizza y contarle las bellas cosas q su hija ha escrito y otra sentimos por nuestros propios papás. Felicitaciones

    ResponderEliminar
  13. Y dónde esta la pizzería para ir a comprar una pizza y contarle las bellas cosas q su hija ha escrito y otra sentimos por nuestros propios papás. Felicitaciones

    ResponderEliminar
  14. Tan cercano tus escritos Caro. Te mando un abrazo fuerte desde Australia. Eres una mujer muy valiosa e inteligente

    ResponderEliminar