miércoles, 4 de mayo de 2016

Pendeja promiscua asquerosa


Fabiola cumplió 15, compartió el momento con su familia y dejó la fiesta pendiente, por una razón misteriosa este año no quería celebrar. Fue un día más en el colegio, un día más de querer que el año acabara, un año más junto a su única amiga en ese lugar, Valeska.

La Vale había repetido, venía de otro colegio y era mayor que Fabi. Eran como hermanas, se contaban todo, bueno casi todo, porque la Fabi era un poco más reservada y además su vida no daba mucho material para entretener a nadie con sus anécdotas, era una cabra de su casa, hermana mayor de 2 mujeres mellizas de 13 años y un hombre. Sus Padres trabajaban mucho, pero estaban siempre presentes. Su mamá ,Graciela, era trabajadora social. Su Padre, Alejo, profesor de música y escritor de cuentos infantiles.

En los recreos las dos amigas inseparables corrían a "su" rincón del jardín. La Vale sacaba un cigarro e insistía en que la Fabi lo probara

- Ya po hueona, parecí canuta, no fumaí, no tomaí, no bailas regetton, ni tu cagá de cumpleaños quisiste celebrar... cada día más fome hueona, tení que atinar o eres mina o eres chora y a ti no te queda otra que ir empezando a ser chora, porque lo de mina ya no te tocó.
 Fabiola no se ofendía, ese era el estilo de la Vale, decir las verdades sin filtro, quizás por eso la quería, sentía que era la única que le diría a la cara lo que ella misma pensaba de si. El espejo de la Fabi ya le había dicho que era fea, fome, sin gracia, que no encajaba, que se guardara sus pensamientos porque eran lateros y quizás eran temas que sólo podrían interesarle a su padre escritor o a su madre que conocía los matices de la vida real. 
Al colegio había que ir a hablar de fiestas, de minos, de dietas, de lo que le había pasado a otra compañera, de cómo copiar en las pruebas, de la broma que le harían a la compañera de turno etc...

Beto estaba ya en cuarto medio, no quedaba nada para que dejara de decorar los patios del colegio. Era de los más atractivos, simpático, bueno para la pelota, buen alumno, muy atento con las mujeres. Todos lo querían, era considerado un buen elemento. La Fabi moría de amor por él, pero eso lo sabía únicamente su diario de vida y su hermano Ignacio, a quién le contaba cuentos con el Beto siempre de protagonista, Ignacio con sólo 9 años no tardó mucho en descubrir que el héroe de los cuentos era real y se trataba del capitán de la liga de football del colegio (todos los hermanos de la Fabi estudiaban en el mismo lugar)

Recreo tras recreo la misma dinámica. Valeska fumando escondida y contándole sus historias a Fabiola. Era chora y mina la Vale, tenía muchos amigos fuera del colegio, sus papás tenían plata y la llevaban a lindas playas en vacaciones, ella si tenía "súper clara la vida", sabía de cosas importantes; moda, las bandas que más sonaban, lo que debías hacer para enamorar a un hombre en 10 días, los 5 trucos para quemar grasa, cómo tener el abdomen plano de la noche a la mañana, sabía pintar sus uñas con diseño, hacer trenzas igual a las que usan las de la Tele, siempre sabía el final del reality antes de que terminara. Tenía tantas habilidades adquiridas gracias a un par de revistas que siempre llegaban a su casa e internet...obvio internet era su mayor fuente de conocimiento.

Un día Jueves del mes de Septiembre, el recreo dio un giro inesperado, el Beto se cruzó la cancha de football y caminó directo al lugar de las dos amigas.

- chucha! Fabi!! hueona viene el Beto, hueona mírame ¿tengo bigote? ¿tengo algo en los dientes?
La Fabi no alcanzó a responder nada y el Beto ya estaba sentado entre ellas

- Hola bonitas ¿cómo están?

Vale- Ayy hueón chata de estar atrapada en este colegio como si una fuera cabra chica, te juro que no sé pa que tanta clase inútil, total después no vamos a usar nada de lo que nos enseñan, una lata toda esta huea, menos mal a ti ya no te queda nada ¿y qué vas a hacer cuando te gradues? (La Vale no paraba de hablar,mientras movía su pelo y mostraba más y más sus piernas)

- Estoy evaluando dos opciones, no tengo tan claro que quiero estudiar, pero me he preparado para la PSU, depende de como me vaya tomaré la decisión final.

Vale- Beto tú tení que ser footbolista hueón, te iría la raja, te llenaí de plata y después no le trabajaí un peso a nadie, esos hueones lo pasan la raja, son jóvenes y millonarios, hacen la huea que quieren y viajan por el mundo, las minas te tendrían rodeado, te vaí a ir a puro perder el tiempo y años estudiando en la universidad.

Beto tomó aire y sonrió amable frente a tanta estupidez, pero jamás le faltaría el respeto a una mujer por muy bruta que ésta fuera. 

- Fabi, venía a preguntarte si te gustaría ir a la fiesta de graduación conmigo.
.................. No salía respuesta de la boca de Fabiola, Valeska no podía creer lo que estaba escuchando, el silencio se hacía cada vez más largo e incómodo, un codazo trajo a Fabi devuelta a la tierra.

- eeeeee tendría que preguntar en mi casa, pero yo feliz de acompañarte, muchas gracias por invitarme.

Beto sonreía y quedaron de hablar al otro día para confirmar. Se alejó del "vip" de la dupleta y la Vale comenzó a disparar todo tipo de comentarios, "consejos" y bla bla bla... 
Al otro día todos sabían quién había sido "la elegida" la Fabi  muerta de vergüenza caminó por los pasillos llenos de ojos que parecían recién notar su existencia, su anonimato había acabado.

Fabi - Hola, Si, me dijieron que si.

Beto- Hola! oye que buena, lo vamos a pasar super bien, gracias por aceptar. ¿Y tú todo bien? ¿vas a pasar de curso con buenas notas?
Fabiola no escuchaba nada, estaba hipnotizada, respondía a todo "si" mientras movía su cabeza y agarraba su mochila a modo de escudo. Termina la conversación y cada uno a su sala.

Al entrar a la misma sala en la que había estado ayer, algo había cambiado. Todos la siguieron con la mirada a su puesto, la recorrieron con los ojos de pies a cabeza como si fuera la alumna nueva. Que terrible momento, Fabi helada con todo lo que había pasado en las últimas 24 horas.

Beto y Fabi comenzaron a pasar más tiempo juntos, a conocerse más, la fiesta era en Diciembre y tenían 4 meses para saber más el uno del otro. La Vale, no pudo con sus celos y rápidamente armó un grupo de tres amigas nuevas.

Resulta que Betto también era el mayor de sus hermanos, sus padres eran separados y su plan era ir a vivir con su Papá cuando saliera del colegio. quería estudiar geología o química. Fabiola también le contó su vida y le dijo que tenía ganas de estudiar periodismo y Cine. 
Se fueron haciendo muy cercanos, se reían de anécdotas de vacaciones pasadas o las gracias de los hermanos menores cuando eran más chicos, comentaban y se recomendaban películas, veían series, se juntaban fuera de el colegio, se mostraron uno al otro.

Después de un mes de muchas conversaciones, actividades juntos y confianza , Beto sacó la voz y le confesó que sentía más que una amistad por ella, que quería que fueran algo más que amigos. La Fabi, muy colorada y con el corazón a mil dijo "si" las carcajadas fueron automáticas,si bien le habían confesado sentimientos, no le habían preguntado nada.

- ¿quieres ser mi polola?

- siiiiiiiii jajajajjaja

Besitos tímidos (el primero para ella) Beto notó los nervios y la tomó fuerte por la cintura con una de sus manos y la otra la apoyó en la cara de Fabi, la miró a los ojos y volvió a darle un beso, uno suave, pero cada vez más intenso, uno largo, uno mágico, uno que hizo ruido en el cuerpo de la Fabi, comenzó a sentir cosas nuevas, todo se detuvo, eran sólo ellos dos, sus cuerpos cerca, ella acercando de manera refleja su pelvis a la del Beto, notó que el pene del Beto estaba duro, ella seguía atrapada en ese intenso beso su espalda se arqueaba, sus piernas se separaban sutilmente, los cuerpos se frotaban. Que ganas de vivir por siempre en ese momento.

Camino a su casa Fabi venía atrapada en ese beso, recordando las cosquillas o calambres ricos que había sentido, le dio pudor, sabía que era normal, sus padres ya le hablaban de hormonas y sexo desde hace años, pero una cosa era el conocimiento teórico y otra cosa era experimentar esa corriente por el cuerpo, sentir sus pezones erectos, su vagina húmeda, sus piernas dormidas.
Llegó a su casa, ayudó a sus padres a preparar la comida, poner la mesa, revisar las tareas de Ignacio mientras los padres se dividian con las mellizas, un día común en su casa, un día épico en el interior de la mayor de los hermanos.

A un mes de la fiesta de graduación comenzaron los preparativos  típicos para asistir de acompañante a una fiesta formal, primas prestando vestidos, la mamá mirando revistas para sacar algún molde y coser, no había tanta plata para gastar en un vestido que utilizaría sólo una vez.
La Vale le dijo que sus vestidos eran para minas más altas y flacas, además eran cero su onda y que obvio que todos iban a darse cuenta que andaba disfrazada de algo que no era.

El vestido llegó, una prima tenía el perfecto y asunto cerrado. Lo importante era ir cómoda, verse elegante y linda...misión cumplida.
Todos los días después de clases los enamorados caminaban juntos hasta su pasaje, se exploraban por encima de la ropa, Beto poco a poco iba dando pasos para ir acercándose a las zonas más intimas de su polola y sentir su piel, rozaba las costuras de su ropa interios, dejaba que un par de dedos se deslizaran casi sin querer sobre esa piel virgen. Fabiola cada cierto rato atajaba las manos de su amor ya que no quería ir tan rápido y menos en un callejón.
Lo miró y le dijo " Para mi es muy especial todo esto, quizás pienses que soy fome, pero quiero hacer las cosas bien, me encanta sentirte y que me sientas, pero no me voy a sacar la ropa en la calle ni dejar que esto se nos arranque de las manos, no quiero que sea así, todo es nuevo para mi"

Beto la abrazó muy fuerte, le dio un beso en la frente y suspiró, "te amo preciosa, me tienes loco, no vamos a hacer algo tan importante en la calle, te mereces lo mejor, quiero ser tu primer hombre y te prometo que será mágico"
  A Fabiola se le arrancó una lágrima, era primera vez que le decían te amo, era primera vez que un hombre la tocaba y a pesar de sacar la voz y pedir que se detuviera él la amaba y quería seguir con ella.

Llegó a su casa y su familia notó algo diferente, la rutina hogareña se realizó al igual que siempre, pero esta vez los hermanos se fueron a acostar y quedó Fabiola con sus padres.
- ¿Cómo va tu amistad con la Vale?

- ya no somos tan unidas, ella dice que maduró y yo soy muy fome

- mmmm "maduró" balbuceo Graciela

- ¿ Y el pololeo con Beto?

(Fabiola adquirió un fascinante color tomate) sus padres sabían desde el primer día que esta relación existía, ya que la comunicación era un valor muy arraigado en la familia, pero igual se sintió nerviosa al tocar el tema, claro los padres no sabían de el callejón, ni de las exploraciones a su cuerpo. Habían hablado siempre con la verdad, la habían educado, la habían aconsejado en tantas temáticas. Fabiola sabía para dónde iba esta conversación.

La madre tomó su mano, la miró a los ojos y le dijo con su voz dulce "Hija lo más importante es que te sientas feliz en esta relación, es tu primer amor, eres una joven preciosa por dentro y por fuera, te mereces ser respetada por los otros y por ti misma, no te olvides nunca de eso"

El padre fue más directo, pero igual de cariñoso " Estás en una edad muy intensa, de cambios, de sensaciones nuevas, de búsqueda, de ilusiones y de decisiones. Espero que todo lo que te hemos intentado inculcar te lleve a tomar buenas decisiones, que seas responsable con tu cuerpo y que siempre escuches tu propia voz, nadie tiene que decidir por ti cuándo y cómo vivir momentos únicos e irrepetibles... la virginidad hija tiene un valor, quizás en tus tiempos parezca anticuado, pero créeme tu primera relación sexual la recordarás siempre y como padres lo único que queremos es que recuerdes ese momento con cariño, que no hagas nada que no quieras, que sea con la persona correcta y a la edad en que puedas lidiar con todo lo bueno y lo complejo que trae el sexo"
Fabiola agradeció la conversación, intentó asimilar lo más posible y se durmió llena de dudas respecto a si ya estaba o no preparada para dar el siguiente paso...

Mientras se vestía para la ansiada graduación del Beto, sus hermanas revolotean por su pieza, toman sus cosas, se pintan los labios, le dicen que parece de las modelos de las revistas, el espejo estaba de acuerdo con las hermanas. Fabiola se sentía linda y segura como nunca antes.
Beto no se guardó ningún elogio, realmente estaba frente a una mujer preciosa y radiante.

La fiesta transcurría de maravilla, fotos, bailes, besos, risas, todos muy simpáticos y felices de estar al fin terminando la etapa escolar. Habían muchos invitados en este salón enorme y perfectamente decorado.

Fabiola entró al baño y ¡sorpresa! Valeska estaba retocando sus mil capaz de maquillaje y tironendo el diminuto vestido para que se asomara más el escote.

- Hola Fa ¿hueona trajiste rouge?

- Hola Vale, no sabía que venías, que bueno que estés aquí, déjame revisar.
Abrió su cartera de fiesta, comenzó a buscar el rouge que su mamá le había comprado, pero al parecer lo había olvidado o una de sus hermanas había decidido quedárselo para jugar..

- Chuta hueona que eres lerda y lenta, no veí que el Guille me está esperando
le arrebató la cartera y algunas cosas cayeron al suelo

- ¿Y esto huoenaaaaa?? preguntaba la Vale con un preservativo en la mano

- Vale porfa deja mis cosas, no tengo el rouge, devuélveme eso y deja de molestar, me cansé de tus burlas, de tus temas, de tu forma, por eso me alejé y no voy a dejar que me arruines la noche.

- Ayyyy pero amiga si no te estoy molestando, pero hueona estás apunto de cagarla, o seaa sacar un condón de la cartera pa tirar es de putas, esa huea no se hace po Fa, yo te lo digo porque te quiero y te juro que si el Beto te lo mete cagaste y si más encima llegaí con condón cagaste el doble. A los hombres les carga el condón, pero tampoco quieren que quedemos embarazadas, entonces hay que ser vivas para salir ganando los dos y sin hijitos que nos caguen la vida tan chicas...me seguí?

Fabiola más incómoda y confundida que nunca se quedó sin palabras, mientras escuchaba y  notaba también lo ordinaria y patuda que había sido siempre esta amiga. No alcanzó a decir nada y Valeska continuó...

- Mira, da gracias que te topaste conmigo antes de cagarla, si tú no quieres ser mamá a los 15, pero tampoco querí ser la hueona puta que anda de condón en la cartera, tení que tener "sexo virgen"

- ¿aaaa qué, cómo...pppp aaaaaa???

- ¿Me estás hueviando que no sabí lo que es tener "sexo virgen", bueno filo, te explico es re fácil, se lo chupaí, podí dejar que te toque todo lo que quiera, pero que no te meta los dedos a la vagina muy adentro, porque ahí dejaí de ser virgen, después cuando estén bien calientes, que te lo meta por detrás, sexo anal cachaí. Todas las minas que queremos cuidar nuestra virginidad para cuando nos casemos lo hacemos así, además no hay forma de que tengaí cabros chicos sólo chupando y con sexo anal. Así todos contentos y tú tan virgen como siempre.

Fabiola quedó pasmada, había escuchado tanta estupidez junta, tanta ignorancia, tantas practicas riesgosas en un puro monólogo que no pudo articular el contra argumento, eran tantos errores juntos que estarían toda la fiesta en el baño. Lo único que logró decir fue
- "¿Y si te pegas algo?" la respuesta más insólita aún.... 
-"Ay no po hueona si esas hueas le pasan a las putas, a los rotos y a los maracos..no cachaí na Fa"

En la puerta de la casa de Fabiola, Beto se despedía con sus besos candentes, pero estaba un poco ebrio y no era el lugar para que la anduvieran toqueteando

-"oye y si me meto a tu pieza por la ventana"

- "No Beto, a mi casa no vas a entrar a esta hora y menos así"

- "ya, pero pa que tan grave, si es para hacerte algo rico no más"

- "Beto vas a despertar a mi viejos, estás ebrio, mejor ándate y hablamos mañana  "
     
- " Ya que latera, te pedí pololeo porque sabía que contigo había que hacer todo el show romántico, vine a conocer a tus viejos cuando me moría de lata solo para que te sintieras segura, te he esperado 4 meses pa que soltí y nada...parece que es verdad lo que dice laVale, vo no tení ni un brillo, esta farsa se acabó acá"

El pecho de Fabiola se cerró, una puntada en el estómago era lo único que le recordaba que esa conversación era real. Todo había sido un show, Beto nunca la había respetado, nunca la había amado. Era el viejo cuento de galán sólo para sacarse las ganas, para agregar a su lista de mujeres un nombre más.

Entre llantos se durmió, no pudo contarle a su familia lo ocurrido, quería que pasara el tiempo y con él se fueran los recuerdos, las ilusiones, los besos y finalmente la estocada recibida en la puerta de su casa.
Al despertar abrió su cuenta de facebook para bloquear a Beto y Valeska, tenía muchas notificaciones y solicitudes de amistad...no entendía nada, comenzó a leer comentarios, intentar entender que ocurría y para su sorpresa habían "memes" con su cara en posturas sexuales, una foto del interior de su cartera de fiesta con el preservativo, chistes que la trataban de perra, puta, buena pal pico etc... Ella virgen, con el corazón roto, traicionada por quien decía ser su amiga, confundida y hundida en el dolor de su primer amor fallido.

Los pasos apresurados de su madre se sintieron por toda la casa, corrió en el minuto que vió toda la violencia hacia su hija (si, Fabiola tenía a sus padres en facebook) se abrazaron, lloraron juntas, Fabiola le explicó lo que había pasado y su madre no dejaba de abrazarla y repetirle que todo lo que le estaban diciendo no era real, era una cobardía de un grupo de cabros ociosos e ignorantes. Fabiola entre llantos le dijo--- "Yo sólo quería estar protegida frente a cualquier decisión que tomara, pero decidí no hacer nada porque no estoy lista mamá, no estoy lista para que me rompan el corazón,para meter la complejidad y compromiso que trae el sexo, preferí seguir pololendo e irme más lento, pero el Beto no aguantó a una pendeja fome como yo"
 La madre la miró fijo a los ojos, su voz fue clara y fuerte "el Beto no aguantó estar con una MUJER, y no una mujer cualquiera, una que se escucha, que se respeta, que se cuida, que es auténtica y que toma sus propias decisiones ¿Te quedó claro? Estoy orgullosa de lo conectada que estás contigo, que sea más importante escucharte a ti misma que hacer cualquier cosa por retener un falso amor"

El padre se encontraba en la vereda pintando el muro de su casa antes que su hija viera el rayado violento "PENDEJA PROMISCUA ASQUEROSA"      




5 comentarios:

  1. Todas hemos tenido una amiga como la Vale...al final esta en uno ser como ella o hacer lo que ella hace...lo bueno que en esta historia la Fabi tuvo el valor de hacer lo que sus principios inculcados por sus padres y no dejarse llevar por lo que los otros digan y siempre quererse a uno misma...a veces nos dejamos llevar por los comentario o el que dirán y no hacemos lo que nuestro corazón nos dicta en verdad...

    ResponderEliminar
  2. Muy dinámica la historia, actual, fácil de digerir, creo que es muy útil para adolescentes a los que día a día les pasan estas cosas.

    ResponderEliminar
  3. Puedes tener amigos de todo tipo, pero tus principios no pueden ser pasados a llevar para comportarte en alguien que no eres. No eres fome por no querer acostarte con cualquiera, solo es que te quieres y te respetas.

    ResponderEliminar
  4. Yo trabajo con adolescentes de dos realidaded diferentes: los trapenses y renca (la lleva)... lugares opuestos en todo menos una cosa: la búsqueda de la felicidad. En ambos mundos hay fabiolas, vales y betos, cada uno en su formato busca ser feliz. Pero no todos los caminos llevan a la felicidad... Esto los cabros no lo saben, y somos nosotros (los que ya descubrimos que la felicidad es una consecuencia de nuestras decisiones y no un derecho como lo divulga la sociedad mal criada que nos tocó) quienes tenemos que dar un testimonio de conciencia. Ellos serán libres de escucharnos o no, así como nosotros somos libres de contarles o callarnos. Ahora, aterrizando al mundo de lo concreto, te vimos en Mega y quisiéramos conocerte, lo digo en plural porque somos 3: mi hija, mi señora y yo. Escucharte y verte los ojos sería una gran ayuda para nosotros y para los jóvenes que nos toca ayudar semana a semana con nuestro testimonio. ¿Que dices? La Paz

    ResponderEliminar
  5. Excelente historia para trabajarla en grupo de jóvenes. Muchas gracias.

    ResponderEliminar