viernes, 15 de agosto de 2014

Lisa y Bruna

Corre el 2007, soy mesera de un bar, de pronto, ellas, mochila gigantes al hombro, me piden sus cervezas, después de un rato Lisa rompe en llanto, La música sigue animando a los a los clientes, yo sigo observando mi mesa 14, Lisa y Bruna...trato de entender..

 Lisa tiene tanta pena, tanto miedo, Bruna intenta confortarla, pero parece que  no es  su lugar...ese lugar especial, secreto.... yo sigo llevando cervezas, no quiero molestar, pero sus desgarros inundan el lugar... no se tocan, sólo hablan....

Al avanzar la noche nos vamos quedando solos y finalmente entre lágrimas, Bruna le toma la mano a Lisa, las dos están muertas de miedo, no tienen trabajo,  ahorros,  hogar, sólo una verdad... AMOR... 

Las escucho planear, Bruna más fuerte, Lisa entra lágrimas por miedo a todo, especialmente al rechazo...
  
Entre pedido y pedido (reconozco las observé más de la cuenta..) 
El gran tema es que se aman, nadie descorcha champagne...gran golpe para ambas familias... pero Bruna y Lisa se aman y quieren construir una vida...
 
Resultado, son expulsadas de sus casas, incomprendidas por sus padres y terminan en este bar,con mochila al hombro si rumbo, sin techo, sin apoyo.

Se retiran las mesas ellas siguen ahí, de la mano entre lágrimas, problemas, soledad y sueños..las observo y reflexiono... ¿que están haciendo mal? ¿cuál de sus sentimientos me violentan? 

Bruna pide la cuenta.... Lisa sigue mal, me atrevo a preguntar para que soy buena... la respuesta es dura...para NADA,. en Chile no aceptan que dos mujeres nos amemos... Yo pálida, claramente frustrada, pero tenían razón, nadie las escuchó, el bar hetero en el que trabajaba las miró como bicho raro sólo porque tomaron sus manos...

Bruna pide la cuenta...Lisa sigue cada vez más complicada y entre lágrimas permite que me acerque a la mesa, Yo con tino y hasta temor de invadir les vuelvo a ofrecer mi ayuda.. Me piden una canción de Jewel, parece que es todo lo que puedo hacer por ellas.

En un rato se van del local, justo al frente hay un parque, recién ahí Bruna toma a Lisa por la cintura, la mira a los ojos, le dice mucho, le da muchos besos...

Dos chicas enamoradas, desalojadas,  toman la decisión  de romper con el sueño de los padre, vivir en barrios desconocidos, trabajar mucho por poco, pero estar JUNTAS, romper moldes, amarse sin miedo.

Yo ordeno mi lugar de trabajo pensando... que lástima habernos perdido la parte del final feliz...pero claro en un bar hetero dos chicas amándose no caben.. una pérdida para nosotros claramente...

Al menos yo fui testigo de un amor intenso, a prueba de obstáculos, pero en Santiago de Chile esas historias no se viven en lo público.

No se que pasó con Lisa y Bruna, pero la determinación que vi esa noche, me hacen creer en un amor a prueba de todo y espero que estén juntas, sin mochilas, sin ojos acusadores, prefiero imaginármelas en una casita linda donde caben todos los colores...

Esto no es ficción, es real yo conocí a Lisa y Bruna...pero no conocí su final...


 

1 comentario:

  1. El miedo al rechazo debe ser uno de los peores y la frustración emocional sin duda es la peor, pero sabes no creo que sea un problema de la sociedad Chilena, a nivel mundial si no como te explicas las guerras por religión, nosotros mismos hacemos el infierno en la tierra, con cada desdén con cada mirada inquisidora, con cada comentario entre dientes y nos seguimos regocijando de ser animales evolucionados...

    ResponderEliminar